Usted está en: Inicio > Noticias > Pesca con Mosca Seca, parte 1

Formulario de Aquí reserva

Pesca con Mosca Seca, parte 1

Publicado 20 de febrero de 2017

Como su nombre lo indica, las moscas secas flotan sobre (o en) la superficie del agua. Para ello resulta indispensable atarlas con materiales y anzuelos muy livianos, y embeberlas previamente en un fluido hidrófobo, como el flotamoscas (evitan que el agua ingrese por capilaridad y se hundan).

Como y donde ponemos el flotamoscas (Ej.: en toda la mosca, o solamente en el cuerpo o el ala), es un recurso que abre un abanico de posibilidades. En ciertos materiales como el CDC, que poseen una flotabilidad natural, en flotamoscas está contraindicado.

Existen dos grandes grupos de moscas secas, en función de cómo se apoyen en la tensión: las secas de flotación alta y las secas de flotación baja (low riding). En las primeras, la mosca flota despegada del agua apoyada en su cola y un hackle en 360º (Ej.: Adams). En las segundas flotan con el cuerpo apoyado en la superficie (Ej.: Adams Parachutte).

Aún con modelos del mismo tamaño y color, el tipo de flotación plantea grandes diferencias en la percepción de las truchas u otros peces. La deformación o rotura de la membrana superficial que produce cada “diseño”, resulta un punto importantísimo en la elección del patrón. Asegúrese de llevar una misma imitación en los dos formatos, ajustándolos a lo que las truchas nos dictan con sus preferencias.

Leer más Noticias

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema web

Sitios amigos